Un líder que no tiene presente la ética no es un auténtico líder

Evaristo Aguado en ENAE

Entrevista a Evaristo Aguado.

Evaristo Aguado es Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona y Director de Formación, Desarrollo, Asesoramiento y Coaching en la Universitat Internacional de Catalunya.
 
Ha impartido seminarios de “Coaching” en Europa e incluso es coautor de un libro, escrito en Roma hace 3 años, “Desiderio e Consa pevolezza, Fondamenti e fenomenología del Coaching”. 
 
Además, es antiguo profesor de ENAE Business School, Secretario General de la Hermandad Farmacéutica del Mediterráneo (HEFAME), Director Comercial y de Personas de EMUASA, y el pasado 24 de Mayo presentó en ENAE Business School un desayuno de trabajo, “Un nuevo estilo de liderar, el Lider Coach” en el que los asistentes pudieron disfrutar de la experiencia del coaching y liderazgo
 
Una primera pregunta para romper el hielo, ¿por qué en italiano (el libro)? Porque responde a una serie de sesiones sobre herramientas del coaching que dimos en una Universidad de Roma.
 
¿Qué le pareció el desayuno de trabajo y su vuelta a ENAE Business School?  Siempre que voy por ENAE saco unas sensaciones muy buenas, porque lleváis muchos años trabajando y lo hacéis muy bien en ENAE, y después porque el grupo de personas que asistió a ese desayuno de trabajo son personas con responsabilidades en el mundo de la empresa, que tienen mucho interés en los temas que hablábamos sobre liderazgo, y que participaron muy activamente, por lo tanto, saqué muy buenas sensaciones de ese desayuno en Murcia.  

“ACOMPAÑAR A UNA PERSONA, ESTAR A SU LADO PARA QUE PUEDA RENDIR AL MÁXIMO, A TRAVÉS DE DESARROLLAR TODO EL POTENCIAL QUE TIENE INTERIORMENTE, ÉSE ES EL AUTÉNTICO COACHING”

Hablemos un poco de coaching, ¿qué es el coaching? ¿es una moda? Si, mira, la palabra “coaching” se emplea hoy en día para casi todo, cosa que verdaderamente no está muy bien que digamos, pero el COACHING según lo definía uno de sus cofundadores, John Whitmore, que por cierto murió hace un mes o mes y medio, decía que a través de ese tipo de acompañamiento intentábamos desarrollar todo el potencial que tiene una persona para conseguir el máximo rendimiento, eso es coaching, acompañar a una persona, estar a su lado para que pueda rendir al máximo, a través de desarrollar todo el potencial que tiene interiormente, ése es el auténtico coaching.
 
¿Puede llegar uno a desarrollar todo su potencial? Hay que intentarlo, hay que intentarlo a través de ese acompañamiento que te decía que consiste en un periodo de reflexión, de diálogo y de acción, hay que intentar desarrollar todo lo que se puede el potencial que uno tiene, por supuesto yo creo que nos quedamos siempre al 75 por ciento como mucho.
 
Imagino que tiene que ser complicado…   muy complicado, sobre todo porque el coach no se dedica a enseñar nada al otro, lo que le ayuda, le acompaña a que él por sí mismo saque lo mejor que tiene de sí mismo y lo utilice para conseguir en su trabajo profesional, o en su día personal o en lo que sea, lo que desea, los objetivos que quiere establecer.
Por ejemplo… ¿ser un líder? Por ejemplo ser un líder, claro. 

"SI NO DESARROLLAMOS LAS COMPETENCIAS PROPIAS DEL LÍDER NUNCA PODRÁS LLEGAR A SER UN LÍDER"

¿Todos llevamos dentro eso de querer ser un líder? Puede que todos llevemos dentro eso de querer ser un líder, pero si no desarrollamos las competencias propias del líder nunca podrás llegar a ser un líder, y lo que pasa en muchas ocasiones es que muchas personas creen que son líderes pero no lo son porque no desarrollan las competencias que hay que desarrollar, y eso se hace a través del coaching.  
 
Y viceversa, ¿no? Habrá personas que no piensen que pueden llegar a serlo y sin embargo tienen un líder dentro… sí, naturalmente.
 
¿Cómo podemos detectar este tipo de personas? Pues mira, normalmente el líder debe tener una serie de cualidades, que se llaman competencias transversales, estas competencias transversales fundamentalmente para un líder son saber trabajar en equipo, causar impacto e influencia en los demás, saber dirigir y desarrollar personas, ser flexible y proactivo, ser creativo e innovador, y estar orientado al logro, a conseguir unos retos. Si a través de una conversación profunda con una persona se detecta alguna de estas competencias ahí puede haber una semilla de líder, lo que hay que hacer luego es desarrollar esas competencias, porque el liderazgo no es simplemente una cosa natural, como estamos acostumbrados a hablar en la vida política: un chico o una chica nueva te dan un discurso vibrante y a lo mejor arrastran gente, pero en realidad si no desarrollan sus competencias con el tiempo y en muy poco tiempo se pueden agostar, y no pueden llegar mucho más lejos..
 
¿Existe el líder perfecto? No, yo creo que nadie, ni tú ni yo somos perfectos, creo que debemos intentar desarrollar al máximo las competencias transversales y la inteligencia emocional, en una combinación de conocimientos, de inteligencia emocional, y de competencias transversales, ahí puede salir alguien que ejerza el liderazgo.
 
¿Cómo ve usted a nuestros líderes actuales? Veo que ha habido mucha improvisación en el mundo de la política, y muchos que querían aparecer lideres no son auténticos líderes, puesto que no han desarrollado estas tres cosas que te he dicho en la actualidad, podrán hablar muy bien en público, pero hablar bien en público no consiste en ser un líder, y después también, una característica en el momento actual del líder es el líder ético, es decir un líder que no tiene presente la ética en la vida pública, en la vida política o en la vida empresarial nunca es un auténtico líder, y prueba de ello es que los que han sido líderes están cayendo todos ahora, ya sea en el mundo de la banca, en el mundo de la política, y en Murcia tenéis experiencia, yo lo veo de lejos pero sé que en Murcia tenéis experiencia de ello.  
 
¿Y en el mundo empresarial? A nivel empresarial yo opino que hay gente muy bien formada, porque hay muy buenas escuelas de negocios, en las universidades se estudia con seriedad las carreras de ADE, Economía, etc., sin embargo creo que les falta una formación continuada a muchos de ellos, salen de la escuela de negocios, o salen de la facultad, y luego no cultivan, no desarrollan esas habilidades, esas competencias transversales de las que antes te he hablado y enumerado, la inteligencia emocional con todos los temas relacionados con la empatía, la escucha, el feedback,… y claro, si no desarrollan todo eso se quedan en líderes anticuados, líderes que en el fondo no ejercen un liderazgo.
 
¿Cómo ve Ud. a Donald Trump? Uy, pues mira, Donald Trump la verdad es que es un ídolo, es mi líder, yo creo que en primer lugar, no sé si a lo largo de los cuatro años de su mandato si llega a acabarlo va a implantar una serie de medidas que sean buenas para su país y para el mundo, pero ya, nada más mirarlo digo “este hombre carece de inteligencia emocional”, no es capaz de acercarse a los demás, no es capaz de comunicar e impactar en los otros líderes del mundo y todo lo que hace se basa en una controversia, un auténtico líder no puede estar continuamente en una controversia. Puede que en su empresa o sus empresas (no lo sé porque no he estudiado el caso) pudiera haber sido un buen empresario, pero a base de controlar, no de ser un buen líder como te decía antes. 
 
¿Cuál es el peor fallo que puede cometer un líder? Cerrarse en sí mismo y vivir alejado de la realidad. Eso ocurre mucho ahora, un líder habitualmente se mete en su zona de confort, porque estamos en un momento de incertidumbre, de globalización, se encierra a si mismo, no se entera de lo que pasa a su alrededor, y desde luego así no se puede ser líder, eso ocurre con frecuencia.  
 
En algún momento Ud. ha dicho “hay que cambiar el éxito por la excelencia” Sí, eso lo he dicho en bastantes ocasiones, esto está muy orientado a los ejecutivos agresivos de los años 80 y 90 y también a algunos líderes que ya forman parte en la generación "millennial", en lo que están pensando solamente en el éxito personal, y cuando lo que de verdad hay que pensar es en la excelencia en el trabajo, porque si haces un trabajo excelente estamos prestando un servicio a la sociedad y también un servicio a nuestras empresas, pero si solamente se piensa en conseguir éxito personal en el fondo carece de virtud, en el fondo es una persona egoísta, vanidosa, que quiere lucirse a sí mismo, y poco más. 
 

“EL CENTRO DE NUESTRA MISIÓN COMO COACH ES LA PERSONA, ESTO ES APASIONANTE”

 
¿Necesitamos todos un coach? No, ¡ni mucho menos! Hay momentos en la vida en los que a lo mejor es necesario tener un coach, tanto en la vida personal como en la vida profesional, pero no significa que necesitemos tener siempre un coach, además yo siempre he pensado que un proceso de coaching que suele durar 9 meses o cosa así, se puede hacer una o dos veces en la vida, después se aprende una cosa que es lo que yo defiendo hoy en día, que es convertirse en una persona que tiene la cultura del coach y que pueda desarrollarlo, pero desarrollarlo por sí mismo, no es necesario que tenga continuamente a una persona al lado que le acompañe, que le ayude a marcarse objetivos, a trazar un plan de acción y desarrollarlo. 
 
Ud. se ha especializado en coaching a universitarios, ¿por qué? Sí, en los últimos años, mi especialidad siempre ha sido el Coaching con directivos, con ejecutivos, pero hace seis años tuve una oportunidad muy interesante en mi vida, y pensé “voy a aplicar lo que he hecho en el mundo de la empresa al mundo universitario”, yo con mi equipo, porque yo solo no soy capaz de conseguir nada, hemos conseguido con el equipo hacer procesos de coaching que no se habían hecho en la universidad española, procesos de coaching auténticos, puros, no tutorías, procesos de coaching con alumnos de últimos años de carrera, postgrados y másters. En los tres últimos años hemos realizado en nuestro departamento unas cinco mil horas de coaching, una barbaridad, siempre con la colaboración de una persona que me gustaría hacer constar que es Edith Castellarnau que ha trabajado siempre muy bien conmigo y me ha seguido en esas ideas que traía del mundo empresarial.  
 
¿Y qué le dice a un universitario cuando acaba su carrera y un alto porcentaje, con esta crisis de la que al parecer ya estamos saliendo, no puede encontrar trabajo? Que haga un proceso de coaching, eso en primer lugar. En segundo lugar yo le diría que haga una reflexión profunda sobre cuál es su vocación profesional, que busque su elemento, eso es importante. Por ejemplo el pez está en el agua en su elemento, está feliz porque puede respirar a través de las branquias. En el trabajo igual, debemos buscar un sitio donde podamos respirar, donde nos guste de verdad, nos apasione. Si eso se lo plantea un chico antes de terminar la carrera, no cuando la ha acabado, si se plantea y durante todo el último curso de carrera está haciendo una reflexión y una búsqueda de aquello que de verdad le gusta, yo estoy seguro de que va a encontrar trabajo una vez que termine la carrera, y va a encontrar trabajo a la primera. Tengo la experiencia de esas 5000 horas de coaching que hemos realizado y donde los alumnos que han pasado por esos procesos de coaching han encontrado trabajo a la primera, porque no es el que espera, ya acabaré la carrera, llega el mes de septiembre, me levanto el uno de octubre, me ducho, no sé que voy a hacer ahora, me pongo a pensarlo… no, todo eso hay que comenzar a pensarlo en tercero y cuarto. El grado de excelencia que hemos conseguido en esto es alto. 
 
No obstante, se supone que un universitario joven que no ha pasado por lo que hemos pasado todos, quiero decir personas con más experiencia con más madurez, curtida profesionalmente, con experiencias en la vida, no es lo mismo imagino, a la hora de pasar un proceso de coaching, ¿no? En cuanto al proceso de coaching, sí, es un proceso de acompañamiento de esa persona, sus objetivos son distintos a los de otra persona, lo importante es lo subjetivo, si él dice que su objetivo es ser guionista de cine, yo le animo a que a lo largo del último curso de carrera haga una reflexión profunda sobre en qué consiste ser guionista de cine, qué es necesario para ser guionista de cine y qué oportunidades hay en el mercado para ser guionista de cine. Hay algunos que dicen “quiero ser guionista de cine” pero no se plantean nada, entonces así es muy difícil ser guionista de cine, o trabajar en un despacho de abogados, o trabajar en una empresa. Si uno no se plantea nada, ni cómo hay que conseguirlo, ni qué hay que estudiar, pues no lo puede conseguir, está claro. 
 
Estamos viendo, ya algo acostumbrados, que sale un coach de debajo de las piedras… ya vemos coaches ¡hasta en la sopa!  ¿cómo podemos saber que son profesionales, auténticos, que no se nos está engañando? Esto es muy importante, muy interesante esto que me has dicho, yo creo que hay mucho intrusismo, y que la gente le llama hacer coaching a cualquier cosa, he visto parvularios donde dicen que se hace coaching con los niños pequeños, con niños de dos años y tres años, cosa que es imposible puesto que no tienen capacidad para desarrollar. Por lo tanto para saber si una persona es coach en primer lugar le exigiría si tiene un máster o postgrado de coaching, en segundo lugar si está certificado por alguna de las dos Asociaciones más importantes en España que certifican, que son AECOP (La Asociación Española de Coaching Ejecutivo-Organizativo y Mentoring) y ICF (International Coach Federation), eso ya nos da una cierta garantía, una persona ha pasado por una formación y por una certificadora y lo ha superado, y además eso lo vas renovando a lo largo de los años, yo este tema lo exigiría a cualquier persona que queramos contratar como coach.
 
Ha hablado Ud. de Intrusismo, hay psicólogos que piensan que el coach comete ese intrusismo y por otro lado psicólogos que ejercen de coach, tienden a invadir uno el campo del otro… si el psicólogo ha estudiado un máster y se certifica me parece estupendo, los psicólogos tienen una capacidad estupenda para ser buenos coach, pero son dos cosas que no tienen que ver nada. Un psicólogo no se dedica a acompañar y desarrollar al máximo el potencial interior para obtener el máximo rendimiento. 
 
Por último, unas palabras para animar a estudiantes, empresarios y profesionales que estén interesados en el mundo del coaching, ¿por qué es interesante este "mundillo"? porque en el centro está la persona, el protagonista es la persona, el centro de nuestra misión como coach es la persona, y la persona es apasionante. No te conozco, pero seguro que si hablamos me pareces apasionante, y en esta conversación que hemos tenido sin conocerte y ver que sin conocerme para nada me haces estas preguntas me parece algo apasionante. Imagínate que a lo que dedico gran parte de mi tiempo en esta dirección dentro de la Universidad es a hablar con gente, a acompañarlos para que se orienten ellos mismos sin que yo les imponga nada, tengo prohibidas dos frases “yo que tú haría esto”, y la otra “es que tenías que hacer esto”. Fíjate lo bonito que es tener una persona delante, con lo valiosa que es la persona, acompañarlo en ese proceso y que él mismo, por sí mismo, saque todo sin decirle yo nada. Es muy chulo, apasionante.