Claves fundamentales de estudiar un MBA Executive

Enviado por ENAE, el 14/09/2012 - 02:00
Claves fundamentales de estudiar un MBA Executive

 

por Enrique Egea, director General de ENAE Business School y director Gerente de la Fundación Universidad Empresa de la Región de Murcia 

7 razones por las cuales estudiar un Máster MBA Executive

  1. Quiero invertir en mí mismo; mi valor, productividad, eficiencia y eficacia va a aumentar. Quiero mejorar mi desarrollo personal y profesional. El desarrollo de habilidades directivas cobra más fuerza en un contexto económico adverso como el actual.

  2. Deseo actualizar, profundizar e incrementar mis conocimientos en la dirección y gestión de las empresas. Debo estar al día e incluso mejorar. Para ello es necesario fomentar nuevas áreas de conocimiento estratégicas como la economía digital, la internacionalización empresarial así como los mercados emergentes, y practicar la innovación como base de la diferenciación.

  3. La globalización de la economía y la creciente internacionalización de las empresas está dando lugar a cambios en los mercados. Tengo que conocer dichos cambios y su previsible evolución.

  4. La gestión y administración de la empresa supone que ésta sigue una política estratégica, y que conoce la interacción entre las políticas de producción, marketing, financiera y de gestión de personas junto al control de todo ello. Debo dominar estas cuestiones.

  5. Aprendo habilidades directivas como liderazgo, comunicación, trabajo en equipos de alto rendimiento, gestión del tiempo, inteligencia emocional y negociación. Todo ello para tomar la mejor de las decisiones en cada momento.

  6. ENAE me ofrece una excelente red de networking en España y en Latinoamérica. Bien para el desarrollo de mi actividad profesional, bien para embarcarse en un proyecto empresarial nuevo.

  7. La adopción de las nuevas tecnologías en los métodos de enseñanza en ENAE, permite a los directivos formarse en parte desde casa o el trabajo, mantener reuniones a distancia, asistir a multiconferencias, presentar trabajos, haciendo uso de “gadgets”, aplicaciones, campus virtual y contenidos digitalizados, además de ofrecer tablets a sus estudiantes.

Las escuelas de negocios estamos redefiniendo nuestra formación para directivos en estos momentos críticos, no sólo por la crisis sino para ahondar en los conocimientos que consideramos más relevantes de cara al mercado cada vez más volatil y globalizado, y en dónde se produce una cierta dosis de incertidumbre.

Un dato interesante es, que entre los profesionales con máster, la tasa de paro se situó en el primer semestre del 2012 en el 8,17 %, casi tres veces inferior al paro en España, que ha estado en el 24,5%. Con esta diferencia no es extraño que el número de ejecutivos y profesionales hayan incrementado en los últimos dos años su participación en estos programas formativos asumiéndolo como una inversión a corto plazo retornable y una apuesta de futuro.

Por ello, debemos invertir en programas adecuados y suficientemente actualizados, para mejorar la formación y buscar un futuro en el que no tengan lugar crisis tan largas y profundas como la que estamos viviendo. Hay que formar a los profesionales adecuadamente de forma que contribuyan con sus decisiones y trabajo a que España sea más productiva y competitiva, y recupere su economía con niveles de crecimiento sostenibles.

Las habilidades deben trabajarse y mejorarse, lo que facilitará la resolución de problemas en tiempos de crisis, y hará que los directivos se refuercen en el liderazgo, comunicación, trabajo en equipo y la orientación a resultados. En ENAE Business School trabajamos sobre realidades empresariales, donde los alumnos deducen en primera persona estrategias reales, que incluso pueden ser diferentes para cada uno, para resolver cuestiones similares. Se trata de enseñar a analizar, razonar según situación de empresa y de mercado y tomar la mejor de las decisiones en cada caso.

Y lo más importante, nuestra dedicación a incrementar la eficiencia y competitividad de cada alumno, procurando la adaptación de los perfiles que demandan las empresas.